Restaura tus chapas de bronce en una puerta

Con el uso incesante, también manos de pintura o barniz pegado a ellas, las chapas de las puerta acostumbran a estar en condiciones malas, y especialmente cuando adquirimos una residencia de segundo empleo o bien rentamos un piso. El dato es que a nosotros nos encanta vivir mejor y en el presente artículo les ofrecemos consejos de una forma sencilla de limpiar estas cosas sin deteriorar ni deteriorar.



Generalmente, las chapas están elaboradas en la mayoría de los casos de bronce o también de aluminio, los dos son metales atractivos que vale la pena arreglar o repararlas; pero si los limas y no los tratas de manera cuidadosa pueden dañarse de forma definitiva.
Si necesitas mas información o te gusto nuestro blog puedes ver aquí mas publicaciones...
Para seguir un procedimiento menos trabajoso, pero eficiente; debemos hacer primero lo siguiente, conseguir las herramientas y materiales necesarias como: disolvente de pintura, guantes de goma, lentes protectores, brocha de 1/4, unos trapos (preferiblemente que sean de algodón), cinta para pintar, bolsas de plástico, pulidor (del que se utiliza en autos), una herramienta para pulir y laca aerosol transparente (color neutro, sin tinte).

Lo primero a realizar es cubrir el área que se encuentra al lado de la placa de la puerta, para lo cual empleen plástico y un tanto de cinta para pintar (esto lo hacemos en caso de no saber cómo retirar la chapa), de esta forma evitaremos manchar el terminado de nuestra puerta. Al terminar el proceso anterior, debemos aplicar el disolvente utilizando una brocha pequeña, al hacerlo debemos contrastar y tener mucho cuidado que el ambiente este bien ventilado, asimismo utilizar guantes, mascarilla protectora, con lo que el removedor de pintura es perjudicial y puede causar quemaduras en la piel.
Después de unos minutos de espera, retirar el disolvente y veremos que la pintura fuente se levanta por si sola de la superficie sin ningún esfuerzo.



El siguiente proceso consiste en utilizar el pulidor, con el cual debemos aplicar sobre la superficie y pulimentar todo utilizando una herramienta eléctrica (se puede usar multipropósito Dremel, con la escobilla No 404), ya cuando hayamos finalizado el pulimentado, adecentar con el harapo de algodón fregando vigorosamente. Si no cuentan con una herramienta de pulimentar, asimismo pueden hacer a mano remojando primeramente la lija grano cero en agua y con esta, va a hacer las veces de la escobilla pulidora.

Como punto final deben limpiar y aplicar la laca spray, esto sirve para proteger el metal sosteniendo el brillo por bastante más tiempo.

Nota de seguridad: No olvidar que tanto para pulir, taladrar o bien cortar con herramientas eléctricas se debe utilizar lentes de protección singulares, de la misma forma al instante de aplicar los disolventes deben utilizar guantes de goma, ya que estos líquidos son peligrosos para la piel. Por ningún motivo aspirar estos componentes son dañinos para la mucosa.



Tags: restaurar, chapas, puerta, aluminio, bronce, eléctricas, herramientas

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Restaura tus chapas de bronce en una puerta”

Leave a Reply

Gravatar